Aprende a Conocer y Controlar Tu Artrosis

Índice de contenidos

La información facilitada por Estebancharrasquiel.com es de tipo general. No está destinada a ser utilizada como recomendación médica, de diagnóstico o tratamiento, y no debe sustituir las recomendaciones de su profesional de la salud.

1.0 Generalidades del control de la Artrosis

Las enfermedades de las articulaciones como la artrosis y la artritis son de las enfermedades crónicas más corrientes. Los problemas articulares representan más del 10% de todas las consultas al médico, representan el 16% de las enfermedades crónicas, solo por detrás de la hipertensión (25%).Conocer y controlar tu artrosis es fundamental para una buena calidad de vida.

En este post veremos una enfermedad que es muy corriente en nuestro tiempo y que algunos ven con cierto temor y es la artrosis. Entendemos por artrosis a la enfermedad de tipo degenerativo en donde se produce un desgaste del cartílago. Es una enfermedad sobre todo de las articulaciones que tienen gran movimiento. Es una enfermedad no inflamatoria de las articulaciones. Generalmente comienza desde los  40 y los 50 años y afecta en algún grado a casi todas las personas a partir de los 80 años de edad. El conocimiento a cabalidad de tu enfermedad te permite un mejor control de tu artrosis.

conocer-tu-artrosis-banner-Actual

Esta erosión del cartílago, provoca que se altere a la vez el cartílago articular del hueso opuesto, que empieza a erosionase también.  El proceso avanza a tal punto que los cartílagos pueden desaparecer y comienza el dolor.  A medida que desaparece el cartílago, el hueso ya no tiene protección contra golpes, rozamientos o el esfuerzo, el hueso intenta compensar la carga y crece por lados (osteofitos) y produce deformación y engrosamiento nodular de la articulación.

Al mismo tiempo, el desgaste del cartílago y el proceso degenerativo en el hueso causa que la membrana sinovial que rodea la articulación se inflame (sinovitis). Por eso, las articulaciones se ponen calientes y rojas. También se pueden producir derrames articulares (líquido en la articulación). Esta enfermedad puede producir incapacidad funcional, aunque puede que no produzca un grado de invalidez tal que impida desempeñar las actividades que hacemos diarias.

1.1 Anatomía de una articulación

Las articulaciones de nuestro cuerpo son estructuras que se forman por la unión de dos o más huesos, por medio de los cuales podemos realizar los movimientos, soportar un peso, y permitir el crecimiento.  Una articulación se compone de cavidad articular, cartílago articular, cápsula articular, membrana sinovial,  líquido sinovial, ligamentos. Dentro de la cápsula articular existe un fluido que se llama líquido sinovial que permite la lubricación de la articulación y hace que el cartílago se encuentre en las condiciones óptimas de hidratación y elasticidad para llevar a cabo su función. El cartílago es un tejido resbaladizo situado en los extremos de los huesos. Cuando se mueve la articulación el líquido sinovial sirve de lubricante y con la amortiguación del cartílago, los huesos se deslizan con mínima fricción.

La importancia de una articulación está dada porque constituyen puntos de unión entre los componentes del sistema óseo y facilita así los movimientos mecánicos,  dándole elasticidad al cuerpo.

1.2 Diferencias fundamentales entre artrosis y artritis

A pesar de que estas dos enfermedades artritis y artrosis se volvieron ahora  muy comunes, lo cierto es que la gente las confunda como si fueran la misma enfermedad. La verdad es que son enfermedades muy diferentes, cada una con sus síntomas y procesos diferenciados.

  • Cartílago articular en Artrosis: En la artrosis se destruye el cartílago articular sin inflamación. El cartílago es el tejido elástico que recubre los extremos de los huesos.
  • Cartílago articular en Artritis: En la artritis existe inflamación pero sin destrucción del cartílago. En esta se inflama la articulación y se altera la membrana sinovial.
  • Edad en la artrosis: La artrosis es una enfermedad asociada a la edad. Se presenta más que todo en personas mayores. Esta asociada al envejecimiento.
  • Edad en la artritis: La artritis no tiene que ver con edad, puede afectar a personas de cualquier edad, desde jóvenes hasta ancianos. Según estudios la mayor parte de los enfermos de artritis está en una edad entre 26 y 55 años.
anciana-con-artrosis
  • Causas en la artrosis: Puede estar asociada al envejecimiento, a la obesidad y al sobreesfuerzo de la articulación
  • Causas en la artritis: En la artritis las causas son múltiples y variadas: puede darse por infecciones, por traumatismos, por enfermedades autoinmunes (artritis reumatoide), por depósito de cristales (gota).
  • Localización en artrosis: Las más frecuentes son: manos, columna, cadera, rodillas y el primer dedo del pie. Rara vez aparece en otros lados.
  • Localización en artritis: Abarca un número mayor de articulaciones: muñecas, nudillos, manos, pies, codos, hombros, caderas, rodillas y tobillos.
  • Síntomas en artrosis: En esta el dolor aparece cuando hay un esfuerzo de la articulación como estar de pie, caminar o realizamos alguna actividad con las manos. El dolor empeora con el movimiento. En cuanto a la rigidez suele ser local y pasajera, se alivia con el movimiento y afecta solo a la articulación afectada.
  • Síntomas en la artritis: El dolor dura todo el día, empeora con el reposo y se intensifica en las noches. La rigidez es más intensa al levantarse y no se va tan fácilmente. Suele durar más de media hora.

Las enfermedades reumáticas comprenden más de 100 enfermedades siendo la artrosis la más común. También encontramos la artritis reumática, el lupus, la fibromialgia, la gota, etc. Los síntomas comunes son dolor, rigidez e inflamación.

2.0 Causas de la osteoartritis

Esta enfermedad reumática no es hereditaria pero si tiene un riesgo genético que junto con otros factores, hacen que un sujeto con historia familiar de artrosis sea más susceptible.

  • Diabetes: Las personas diabéticas tienen más propensión a la artrosis.
  • Edad y sexo: La edad mayor de 45 años y el sexo femenino son factores predisponentes.
  • Enfermedades existentes: Enfermedades como la gota, pseudogota, artritis reumatoidea, predisponen a la persona a sufrir de artrosis.
  • Estilo de vida: Las personas que no hacen ejercicio (Los ejercicios de fortalecimiento de los músculos del muslo son importantes para reducir el riesgo de artrosis de rodilla), y un descontrol en su dieta también están expuestos a la artrosis.  
  • Genética: Si tenemos familiares con la enfermedad, somos susceptibles de desarrollarla si no tenemos un estilo de vida saludable.
  • Hemofilia: Debido a que estas personas tienen tendencia al sangrado, se producen hemorragias al interior de las articulaciones y ocasiona hemartrosis, que puede dar inicio a la artrosis.
  • Menopausia: la disminución de los niveles de estrógenos es uno de los factores de riesgo para su desarrollo.
  • Nutrientes: No ingerir todos los nutrientes que necesita el cuerpo es causa de artrosis.
  • Obesidad: Las articulaciones que soportan el peso del cuerpo (rodilla, cadera, columna) sufren con el sobrepeso y ocasionan frecuentemente artrosis y artritis. Cuando hay más peso, existe mayor sobrecarga y mayor desgaste.
  • Traumatismos: Cualquier lesión de las articulaciones puede provocar osteoartritis.
  • Profesiones: Se ha observado artrosis en profesiones que hacen un uso excesivo y continuado de las articulaciones, como los obreros de carga, deportistas como los futbolistas o ciclistas, obreros de fundición, los granjeros, los mineros del carbón y los conductores de autobús. la repetición de los movimientos conlleva, a la sobrecarga articular. Determinadas actividades laborales (peluqueras, albañiles, etc.), pueden provocar la aparición de artrosis.
obesidad

Evitar la obesidad es muy importante para frenar la enfermedad y disminuir el dolor y la pérdida de movilidad.  En las personas en las que se presenta obesidad, se ha observado que la enfermedad progresa más rápido, porque la obesidad se asocia a inflamación crónica tanto sistémica como local en las articulaciones. En los obesos también se ve artrosis en articulaciones que no son de carga, como las manos y esto se da porque la alteración del metabolismo produce sustancias inflamatorias que causan daño al cartílago.

Después de los 35 años, uno de cada tres futbolistas (33%) sufre de artrosis de rodilla, que es una proporción mucho mayor que el resto de población (13%).

3.0 Síntomas de la artropatía degenerativa

Es importante establecer la diferencia con la artritis, ya que en esta se presenta inflamación y en la artrosis hay es desgaste. Ambas presentan dolor, hinchazón y rigidez, pero en la artrosis el dolor se origina con el movimiento y mejora con el reposo.

En un inicio la osteoartrosis puede que no de molestias, pero a medida que el tiempo pasa viene el dolor, rigidez, limitación al mover la articulación, a la vez que se presenta deformidad por el engrosamiento de las articulaciones. El síntoma que más se teme es el dolor, que al principio se asocia al movimiento y al esfuerzo. En esta fase, el dolor se aminora con el reposo. En la medida que la artrosis se va agravando el dolor se va haciendo continuo.  El reposo obligado por temor al dolor,  hace que los músculos que rodean la articulación se atrofien. El deterioro de los músculos hace que los síntomas sean más severos, pues impide los movimientos naturales de la articulación y aumento del dolor. La rigidez de las articulaciones agrava el cuadro. En algunos casos la deformación de los huesos provoca contracturas musculares.

Varias zonas del cuerpo entre ellas las zonas cervical y lumbar de la columna vertebral pueden verse afectadas de artrosis. En los casos en que la enfermedad avanza mucho se presenta deformidad y se altera la alineación de las articulaciones. Al mismo tiempo se atrofian los músculos contiguos que proporcionan estabilidad a la articulación. Una porción de los pacientes presentan derrame articular que es la hinchazón y cúmulo de liquido sinovial dentro de la articulación, esto es más frecuente en la rodilla.

El análisis del líquido sinovial permite diagnosticar artropatías por cristales, artritis sépticas y derrames articulares.

paciente-andando-en-caminador
radiografia-columna-vertebral

4.0 Diagnóstico de la enfermedad degenerativa del cartílago

Para el diagnóstico de la artrosis el médico valora los síntomas y dónde se localizan, cómo es el dolor y en qué circunstancias mejora o empeora. Las radiografías permiten confirmar el diagnóstico. Para diagnosticar la artrosis, no se tiene en cuenta los análisis de sangre, ya que estos análisis son normales en la enfermedad, incluyendo las pruebas reumáticas. Se pueden realizar para descartar otras enfermedades reumáticas y si salen normales con eso se confirma la artrosis.

Las pruebas reumáticas que generalmente aparecen normales en la artrosis son: velocidad de sedimentación, factor reumatoideo, proteína C reactiva, anticuerpos antinucleares, Anticuerpos anti-péptido cíclico citrulinado, ácido úrico (en la gota).  Otras pruebas sofisticadas tales como resonancia magnética, scanner, tampoco son necesarias en los pacientes enfermos de artrosis, a menos que se esté estudiando otros problemas como extrusión discal en la columna o la rotura meniscal en la rodilla.

Para confirmar un diagnóstico y determinar en que estado está la enfermedad se realizan radiografías de la parte afectada, donde se pueden ver los osteofitos (crecimiento del hueso que sobresale de la articulación), el pinzamiento del cartílago, la disminución del espacio articular y las geodas o quistes subcondrales,  o aspirar líquido articular mediante una artroscopia (especialmente en la rodilla).

5.0 Recomendaciones especiales en la enfermedad senil

  • Es importante informar al paciente acerca de su enfermedad: Síntomas, evolución, gravedad y el riesgo de invalidez.
  • Practicar ejercicio es muy importante en el alivio del dolor y la incapacidad funcional. Se debe hacer ejercicios aeróbicos como natación, trote y caminatas. La práctica del ejercicio es importante para mantener la movilidad, fortalecer la musculatura y evitar la flacidez de la articulación.
  • Los deportes como el fútbol o rugby que son de contacto, no se recomiendan para las personas con artrosis. Estos deportes, son uno de los factores desencadenantes de la enfermedad.
  • Se debe aprender a cargar objetos y distribuir equitativamente su peso, ya que de no hacerlo las articulaciones hacen un sobreesfuerzo y produce artrosis.
  • Al recoger algo del suelo, debe agacharse flexionando las rodillas y manteniendo recta la espalda. No alce pesos muy excesivos, llévelo lo más cerca posible del cuerpo y sin doblar la columna.
  • En el caso de artrosis en las manos, se deben reducir las actividades que se realizan con ellas, tales como coser o hacer manualidades. En la artrosis del pulgar para no forzar las articulaciones, utilizar ayudas, como abrelatas eléctricos, utensilios domésticos con mango ancho que evitan los movimientos prensiles.
  • Dormir en cama plana, con un colchón que tenga firmeza.
  • Utiliza en ascensor preferiblemente antes que las escaleras.
  • Se debe limitar los trabajos que exijan  esfuerzos físicos intensos como ciertas actividades laborales o cargar objetos pesados.
  • Cuando la enfermedad  ya está declarada, se debe evitar los movimientos que causen dolor, limitando el uso de la articulación enferma. Se puede utilizar bastones o muletas para reducir el esfuerzo de la articulación que puede aliviar el dolor y a la vez evitar su degeneración.
  • Como terapia es bueno caminar por superficies irregulares o permanecer de pie mucho tiempo sin descansar.
  • Debemos combatir el sobrepeso, esta es una de las más importantes medidas para mejorar los síntomas de la artrosis.
  • Evitar dar paseos sumamente largos y el bajar escaleras.
  • Permanece boca abajo por lo menos 15 minutos al día en la artrosis de cadera.
  • Usar un calzado cómodo para evitar posturas no correctas. Utilizar calzado con tacón de suela baja y gruesa de goma con el fin de absorber impactos al caminar.
  • Cuando se observa deformidad en las rodillas utiliza plantillas correctoras y rodilleras.
  • Utilice sillas altas, evite sentarse en sillones o sofás hundidos o muy bajos. Usar sillas con respaldo recto.

El agua termal es una gran aliada para el tratamiento de la artrosis. Se mejora el dolor y se relaja la musculatura 

5.1 Medidas físicas en artrosis

  • Masaje con bolsa de hielo: Colocarla sobre la parte afectada no más de 20 minutos. Sirve para mejorar el dolor y el estado funcional.
  • Terapia con el calor: Los baños de agua caliente pueden aliviar temporalmente el dolor en la artrosis de manos. Se puede también alternar frío y calor. Se puede calentar cera de parafina mezclada con aceite mineral (calentar entre 48-51 grados) y luego mojar los dedos.
  • La electroterapia (estimulación nerviosa transcutánea o TENS), puede ser de ayuda.
  • Acupuntura: Algunos pacientes reciben alivio son sesiones de acupuntura.

6.0 Pronóstico de la enfermedad articular

Los tratamientos administrados en la artrosis pueden atenuar los síntomas (dolor e inflamación), de manera tal que el paciente puede llevar una vida casi normal. Existen casos en que la artrosis no es degenerativa, por lo tanto no evoluciona, por lo que el dolor viene de vez en cuando. El cartílago no se degenera totalmente y la deformación de la articulación es parcial.

7.0 Prevalencia mundial de la osteoartritis

De las enfermedades reumáticas, la artrosis es la más frecuente. Se calcula según la OMS, que cerca del 28 % de la población del mundo mayor de 60 años presenta artrosis. Si tenemos en cuenta que en 2019 somos 7.500 millones de personas en el mundo, y que el 1200 millones son mayores de 60 años, entonces llegamos a la conclusión que 336 millones de personas mayores de 60 tienen artrosis. En Europa la artrosis afecta al 10% de la población, la artrosis de rodilla tiene una prevalencia del 14% y la de mano del 8%. Además alrededor de la mitad de la población de más de 50 años muestran signos radiológicos de artrosis de rodilla.

pareja-de-ancianos-en-sombra
La artrosis se convertirá en la cuarta causa de discapacidad en el mundo en 2020, según la OMS

8.0 Tipos de Enfermedades degenerativas del cartílago

Actualmente la artrosis se manifiesta preferentemente en cuatro áreas a saber: artrosis de rodilla, artrosis de manos, artrosis de cadera y artrosis de columna. Existen otros tipos de artrosis que también veremos tales como hombro, codo, tobillo, facetaria, patelofemoral y astragaloescafoidea.

8.1 Artrosis de rodilla

La artrosis de rodilla produce dolor al hacer un esfuerzo, en la parte frontal o interna de la rodilla.  Por este dolor y por la degeneración puede producirse cojera cuando la enfermedad se vuelve severa. La articulación enferma suele causar chasquidos. Se presenta esclerosis ósea subcondral; formación de protuberancias óseas u osteofitos marginales. En los casos más avanzados pueden existir quiste subcondrales y mal alineamiento secundario. 

8.1.1 causas de la artrosis de rodilla

Las causas no están claras pero se sabe que hay influencia genética, ambiental, local y sistémica. Aparte de  otras causas tenemos las siguientes: 

OBESIDAD: Se ha comprobado que un aumento de la presión realizada sobre el cartílago genera alteraciones en este, por eso la enfermedad está muy ligada a la obesidad. Al pasar de los años los ligamentos de la articulación se vuelven laxos, provocando la disminución de la fuerza e inestabilidad. Esto ocasiones distribución anormal de la presión sobre el cartílago iniciando así el proceso de artrosis.

TRAUMAS: La artrosis puede ser iniciada también por cambios en el hueso subcondral (el que se encuentra debajo del cartílago). Si la articulación se ve afectada por traumas, estos pueden ocasionar microfacturas del hueso subcondral que hacen que dicho hueso genere la síntesis de factores de crecimiento que ocasionan producción de osteofitos u osteoesclerosis.

MENOPAUSIA: Teniendo en cuenta que la artrosis se presenta mucho más en mujeres postmenopáusicas, se sugiere que factores hormonales están involucrados en el inicio de la enfermedad. Los estrógenos estimulan la membrana de los condrocitos para activar la síntesis de factores de crecimiento al disminuir los estrógenos disminuye esta síntesis de factores de crecimiento. véase también 2.0 causa de la osteoartritis

8.1.2 Factores de riesgo de la osteoartritis de rodilla

Predilección por el sexo femenino, obesidad, edad (más de 45), Ocupación (futbolistas, ciclistas, paracaidistas etc), genética, lesiones, deficiencia muscular.

8.1.3 Síntomas de la enfermedad degenerativa del cartílago articular

El síntoma principal es el dolor, al principio un poco leve y se presenta solo cuando hay actividad intensa y desaparece cuando se descansa. Al avanzar la enfermedad hay dolor cuando se empieza a caminar y mejora al rato de andar. Otro síntoma es la sensación de rigidez que se da cuando se flexiona la articulación después de estar un tiempo en reposo. Asimismo,  en ocasiones se siente un chasquido al intentar doblarla. En casos avanzados el dolor se da inclusive en reposo y se aumenta al caminar, ocasionando a veces un derrame, lo que ocasiona inflamación de la rodilla.

dolor-de-rodilla

8.1.4 Diagnóstico de la artrosis de rodilla

Para diagnosticarla deben cumplirse al menos 6 criterios:

  1. Mayor de 50 años.
  2. Rigidez matinal por lo menos de 30 minutos.
  3. Crepitaciones óseas.
  4. Dolor a la palpación de las márgenes articulares.
  5. Engrosamiento óseo rodilla.
  6. No hay aumento de temperatura local.

Exámenes complementarios: Los exámenes usuales son la radiografía que muestra un espacio articular reducido y la presencia de osteofitos. También la ecografía, resonancia magnética y la artrocentesis (examen líquido sinovial).

Diagnóstico diferencial: Hay enfermedades muy similares a la artrosis en cuanto a sintomatología, entre ellas están la enfermedad por deposición de cristales de pirofosfato de calcio, la artritis reumatoidea y la artritis séptica.

8.1.5 Recomendaciones en la osteoartritis de rodilla

En la artrosis de rodilla se recomienda un programa de ejercicios para fortalecer la musculatura.  Bajar de peso es lo más aconsejado. Uso de aparatos externos (órtesis). Para bajar el dolor se aconseja el uso del calor en infrarrojos, ultrasonido, diatermia o parafina líquida.

8.1.6 Tratamiento farmacológico en la artrosis de rodilla

  • Antiinflamatorios no esteroidales o AINEs: (ibuprofeno-Naproxeno, Diclofenaco. Piroxicam, Ketorolaco, Ketoprofeno)
  • Analgésicos: (Acetaminofen). (dipirona) 500 mg 2 o 3 veces al día.
  • Analgésicos opioides: Codeína y Tramadol.
  • Medicamentos de uso tópico: La capsaicina tiene función analgésica demostrando una mejora de la funcionalidad y una disminución del dolor en solo 3 meses.
  • Función condroprotectora: sulfato de glucosamina, el sulfato de condroitina y la diacereina.

El reumatólogo es el médico con mayor experiencia para establecer el diagnóstico de
artrosis de rodilla y diferenciarla de las otras enfermedades articulares. 

8.1.7 Otros procedimientos para la enfermedad articular

Tratamiento quirúrgico

  • Osteotomía: La osteotomía de rodilla es un procedimiento quirúrgico que se realiza si hay un daño por artritis. Consiste en extirpar o añadir una cuña de hueso a la tibia o fémur para ayudar a quitar el peso de la zona dañada. Cuando hay un desgaste del cartílago, la rodilla se arquea para dentro o fuera. Extraer o agregar una cuña puede enderezar el arqueamiento y emparejar las cargas.
  • Artroplastia o recambio articular: consiste en una cirugía para reemplazar los extremos de los huesos de una articulación dañada. Esta cirugía crea nuevas superficies articulares.
  • Artrodesis: procedimiento que fusiona el hueso del muslo con el hueso de la pierna en la rodilla. Es posible que sea necesario utilizar placas y tornillos. Después de esta cirugía, no se puede volver a flexionar la rodilla.

8.2 Artrosis de la muñeca y mano

anciano-con-artrosis-de-mano

8.2.1 Signos y síntomas de la artrosis de la mano

La artrosis de las manos se acompaña de dolor fuerte, rigidez en sus inicios y se va mitigando en la medida que aparecen los nódulos hasta desaparecer cuando se completa la deformación. La mano a pesar de la deformación es muy funcional, a no ser que la articulación quede muy desviada. Esta artrosis puede estar ligada al sexo femenino y a la herencia. En ocasiones la artrosis causa nódulos óseos en la articulación media de los dedos (nódulos de Bouchard) o en la articulación de la punta de los dedos (nódulos de Heberden). La artrosis en la articulación basal puede ser causa de inflamación, un bulto y un dolor profundo y punzante en la base del pulgar. 

Rizartrosis: La artrosis del pulgar puede limitar los movimientos de presión. La debilidad al agarrar puede hacer difícil abrir un frasco o dar vuelta a la llave.  A diferencia entre la artritis reumatoide de mano y muñeca, en la artrosis se producen espolones y esclerosis en lugar de erosiones. Normalmente se dice que es de causa desconocida, pero se han identificado factores que influyen como: 

  • edad: La edad es un factor importantísimo ya que se da en mayores de 55 años, la articulación se desgasta con el paso del tiempo.
  • Género: como ocurre con muchas enfermedades reumáticas, la rizartrosis es más común entre las mujeres. Esto puede deberse a que los desequilibrios hormonales y la menopausia.
  • Malos hábitos de vida: llevar un estilo de vida sedentario (Obesidad) presentar sobrepeso, fumar, y no seguir una dieta equilibrada rica en vitaminas y minerales, favorecen su aparición.
  • Repetición de movimiento: personas que desempeñan o han desempeñado trabajos en los que realizaban continuamente movimientos repetitivos, o trabajos manuales en los que se necesita hacer fuerza con las manos, tienden a presentar esta enfermedad.
  • Padecer otras enfermedades: las personas que tienen artritis reumatoide o el síndrome del túnel carpiano son las causas más comunes para la rizartrosis.  

8.2.2 Causas de la artrosis de muñeca y mano

Causas primarias: Normalmente se dice que es de causa desconocida, pero se han identificado factores que influyen como la edad, la genética, el género y otras más como los estrógenos y la obesidad. Un factor principal es la edad ya que se presenta en mayores de 55 años, la articulación se desgasta con el paso del tiempo. Es común que pacientes que han hecho trabajos manuales repetitivos presente artrosis de manos, también el haber sufrido una fractura o inflamación persistente favorece la aparición de artrosis a edad más temprana..

Causas secundarias:Entre las causas secundarias tenemos un traumatismo o una enfermedad, entre las enfermedades está: diabetes, hipoparatiroidismo, gota, psoriasis etc,  son las causas más comunes para la artrosis de la mano y la muñeca.  Otras causas menos comunes  pueden ser las enfermedades congénitas (de nacimiento)

8.2.3 Diagnóstico en la artrosis de la mano

Para hacer un diagnóstico de artrosis nos apoyamos en las radiografías en las que se puede ver una pérdida del espacio articular normal u observarse también espolones óseos u otros cambios.

El dolor en la muñeca generalmente se produce a causa de esguinces o fracturas. Sin embargo, el dolor también puede originarse por tensión repetitiva, artritis y síndrome del túnel carpiano.

8.3 Artrosis de cadera

articulacion-coxo-femoral

La artrosis de cadera es una enfermedad degenerativa muy frecuente, después de la artrosis de rodilla, manos y columna. Lo que generalmente conocemos como caderas corresponde a las regiones laterales de la pelvis y a una porción del fémur llamada trocánter.

La articulación de la cadera se forma por la unión entre el hueso de la pelvis y el fémur. La pelvis es un hueso grande que tiene en su parte lateral un hueco denominado acetábulo. A su vez la parte del fémur que se junta con la pelvis tiene forma esférica y se llama cabeza del fémur.  Dicha cabeza encaja dentro del hueco de la pelvis y forma un engranaje perfecto que permite al fémur moverse en varias direcciones, ayudado por los múltiples músculos que los comunican.

Tanto la cabeza del fémur como el hueco de la pelvis están recubiertos de cartílago que facilita el movimiento y evita que el hueso roce contra hueso. Con el paso del tiempo estos cartílagos se desgastan y pueden llegar a desaparecer incluso, allí es donde se pierde el engranaje correcto entre pelvis y fémur y comienza la tan temida artrosis.

Este tipo de artrosis al igual que los otros tipos aparece más frecuentemente en  personas mayores de 45. Cuando aparece en una persona joven es porque ha habido algún tipo de enfermedad previa como una luxación congénita, traumatismo, inflamación o infección. Todos estos procesos pueden dejar secuelas en la cadera que favorece la aparición de artrosis. La artrosis de cadera es más frecuente en mujeres por razones que todavía no se entienden.

8.3.1 Síntomas de la osteoartritis de cadera

El síntoma fundamental es el dolor, que se localiza en la región de la ingle. A veces este dolor se siente en la cara anterior del muslo, e incluso puede notarse dolor en la nalga, aunque a veces se puede reflejar en la rodilla sin molestar otra zona. Cuando la enfermedad avanza se puede sentir dolor hasta  en la noche y se presenta dificultad para caminar o flexionar las piernas.

Al principio de la enfermedad el dolor solo aparece cuando se esfuerza mucho la articulación como después de caminar mucho o bajar y subir escaleras. El dolor se calma con el reposo. Al avanzar la enfermedad el dolor se hace más intenso y aparece tras realizar menores esfuerzos. Se observa cierta dificultad con acciones como calzarse o cruzar una pierna encima de otra.  Puede aparecer cojera al caminar al evolucionar mucho la enfermedad.

Es una enfermedad crónica que es para toda la vida. Generalmente evoluciona lentamente. Esta artrosis no necesariamente lleva a una invalidez o incapacidad importante.  Muchos enfermos con tratamiento adecuado, pueden desenvolverse razonablemente, existiendo si una cierta limitación para realizar algunas actividades.

8.3.2 Diagnóstico de la artrosis de cadera

Para confirmar un diagnóstico de artrosis es necesario efectuar una radiografía de cadera. Para el diagnóstico no se tienen en cuenta los análisis de sangre ya que las pruebas son normales. El diagnóstico se basa en el interrogatorio, seguidamente se hace una exploración de la articulación. Otras pruebas de diagnóstico como el scanner, la resonancia magnética o la densitometría ósea no sirven para diagnosticar la artrosis.

8.3.3 Tratamiento de la osteoartritis de cadera

El tratamiento de rehabilitación presenta ejercicios físicos que el paciente debe realizar para mantener la movilidad de la cadera y fortalecer la musculatura. Es imprescindible que el obeso se someta a un plan de adelgazamiento para evitar la sobrecarga de la articulación. A veces al uso del bastón es beneficioso para el alivio del dolor.

Para un tratamiento, el médico es quien debe valorar a cada paciente individualmente. En esta enfermedad el recurso de la medicina alopática es el grupo de los AINE s tales como ácido acetil-salicílico, ibuprofeno, indometacina, diclofenaco, piroxicam etc.

Como último recurso la artrosis de cadera se puede operar, en aquellos en los que la enfermedad esté muy avanzada y en los que existe una limitación muy importante. La intervención consiste en reemplazar la articulación dañada por una prótesis de cadera. Luego de un programa de rehabilitación el paciente se recupera y pueden llevar una vida  prácticamente normal.

El primer síntoma que observamos cuando empieza la artrosis de cadera es un dolor en la zona inguinal (donde termina el abdomen y comienzan las piernas). Este dolor se aumenta con ciertas actividades y se confunde con dolores musculares.

8.4 Artrosis de columna

dolor-columna-vertebral

La espondiloartrosis es un tipo de artrosis que afecta la columna vertebral provocando mucho dolor de espalda.  En esta están afectados las vértebras, los discos y el cartílago. Al degenerarse el cartílago, las vértebras y discos quedan desprotegidos y comienzan a rozarse entre sí, ocasionando fuertes dolores de espalda y rigidez.  El dolor puede provocar en las articulaciones hormigueo y entumecimiento.   Normalmente viene unida generalmente a una hernia discal. En el desgaste del disco intervertebral  el núcleo pulposo del disco pierde grosor y densidad. Cuando se es joven, el disco es grueso y de consistencia gelatinosa, cuando llegan los años, se deshidrata y pierde altura.

Después de los 30 o 40 años es normal que la columna presente signos de artrosis vertebral, incluso si se tiene o no dolor. Además la envuelta fibrosa puede presentar rotura y facilitar que aparezcan fisuras y hernias discales. Cuando hay un desgaste del disco intervertebral, disminuye su capacidad de amortiguación, por lo que la carga que soporta la vértebra aumenta, por lo que el hueso crece apareciendo los famosos osteofitos. Estos problemas causan dolor solo cuando se produce una estenosis espinal o se comprime un nervio adyascente.

Más de la mitad de la población mayor de 50 años presenta espondiloartrosis. A veces pensamos que esta enfermedad es exclusiva de mayores de 50, pero personas de 30 y 40 años también pueden presentarla.

Consejos para la artrosis de columna

  • Realizar ejercicios de fortalecimiento, aeróbicos y de flexibilidad.
  • Combatir la obesidad y llevar un estilo de vida saludable.
  • No permanecer mucho tiempo de pie o sentado.
  • Utilizar sillas con respaldo y evitar posturas inadecuadas.
  • Evitar esfuerzos y no cargar peso, la carga excesiva puede acelerar el proceso de degeneración.

8.4.1 Causas de la degeneración discal

La principal causa de la degeneración discal en la carga genética, que es la responsable del 61% de la enfermedad.  Otras causas también son la edad, sobrecarga excesiva de la zona (mala postura laboral) Tener una hernia discal  y el cargar pesos.

8.4.2 Síntomas de la espondiloartrosis

Antiguamente se creía que la degeneración discal causaba inicialmente dolor, pero, en la medida que el disco se va desgastando, la musculatura cuando es suficientemente potente y resistente y los distintos grupos musculares están bien coordinados, puede asumir ese esfuerzo adicional. Por esto, se observan signos de degeneración muy avanzada en personas que no tienen dolor, pero si una musculatura suficientemente potente que asume el esfuerzo. Aunque no causa dolores directos, si puede comprimir un nervio o producir estenosis espinal que si provoca dolores y pérdida de fuerza y es necesario operar.

El dolor se observa en la parte baja de la espalda y va aumentando gradualmente y produce lesiones importantes. El dolor aumenta al extender la columna y puede bajar hasta los glúteos y en ocasiones hasta las piernas. El dolor aumenta cuando el paciente se levanta y disminuye cuando el paciente camina. Cuando el disco esta desgastado y no cumple su papel amortiguador, el exceso de peso que trasmite al hueso hace que se deforme y ocasiona los llamados osteofitos. También se observa pérdida de fuerzas en las piernas y dificultad para agacharse y caminar. 

8.4.3 Diagnóstico en la enfermedad articular de la columna

La espondiloartrosis puede diagnosticarse por sus síntomas, un examen físico y estudios por imágenes. Estas son pruebas son:

  • Radiografías:  Pueden ayudar a medir el alcance de la artrosis o las lesiones a los huesos.
  • Resonancia magnética:   examina los nervios raquídeos y detecta problemas de disco.
  • Tomografía computarizada:   examina el conducto vertebral, los huesos y las articulaciones.

8.4.4 Tratamiento de la espondiloartrosis

El tratamiento para la espondiloatrosis lumbar es el siguiente

  • Tratamiento medicamentoso: Analgésicos para mitigar el dolor, especialmente AINE S
  • Terapia física: hábilmente dirigida por un fisioterapeuta
  • Ejercicio: Los ejercicios para la espalda son importante terapia para la artrosis lumbar
  • Crioterapia: o tratamiento con el frío.
  • Control de la obesidad
  • Hidroterapia
  • Estimulación transcutánea (tens)
  • Infiltración con corticoides (bloqueos facetarios)
  • Cirugía: En casos refractarios al dolor (no hay respuesta analgésica) se recomienda la cirugía. La cirugía consiste en la fusión de los espacios afectados por la artrosis con barras y tornillos (artrodesis), entre otros procedimientos

Al llegar el dolor de repente debe estar en reposo total para que se desinflame el área afectada.

Si padecemos una escoliosis, tenemos alguna hernia discal o estenosis espinal, puede ser el motivo para desarrollar la espondiloartrosis o artrosis de columna.

8.5 Artrosis del hombro

masaje-del-hombro

La articulación escapulo humeral es la que conecta la cabeza del húmero con la escápula  es la articulación que más movimiento tiene (flexión, extensión, aducción, abducción, rotación externa e interna etc.) Se presenta artrosis del hombro cuando se degenera el cartílago que recubre la articulación, produciendo a veces crecimiento óseo anormal (osteofitos).  La artrosis del hombro se presenta de dos formas: Artrosis glenohumeral o escapulohumeral: que es la degeneración entre la cabeza del húmero y la cavidad glenoidea y artrosis acromioclavicular que afecta la articulación que une el acromión con la clavícula. El cartílago de las articulaciones es un tejido conectivo que es especial en absorber carga y favorecer el deslizamiento de un hueso sobre otro.

8.5.1 Causas de la artrosis escápulo humeral

La causa en la que se presenta más casos de artrosis del hombro es el traumatismo repetitivo que se presenta en los deportes de contacto, la inestabilidad o rigidez del hombro. Además la vejez es una de las causas también. Otras causas pueden ser la obesidad, ciertas ocupaciones y actividades laborales (sobrecarga mecánica), la herencia (predisposición genética) y la raza. Se puede presentar la enfermedad también  por lesiones en el  manguito rotador, y osteonecrosis o enfermedades reumáticas que deforman la articulación.

8.5.2 Síntomas de la artrosis del hombro

A consecuencia de la artrosis la cabeza del húmero pierde su forma esférica y se achata, además crecen osteofitos en su periferia. Produce mucho dolor y limitación en los movimientos de la articulación que empeora por la noche y al cruzar el brazo hacia el lado opuesto.  La rotación externa es muy limitada y la abducción y antepulsión no llega a los 90º. La artrosis del hombro se tolera más que la de la rodilla o cadera al no ser una articulación de carga. A veces ocurre rotura del manguito rotador presentando entonces una artropatía degenerativa por insuficiencia del manguito. Si el manguito rotador está roto la cabeza humeral asciende.

8.5.3 Tratamiento de la artrosis del hombro

Cuando los analgésicos no funcionaren ya, se indicaría una prótesis parcial o total. Cuando se afecta el manguito se recomienda una prótesis total invertida.

  • Artroscopia: Es una intervención mínimamente invasiva y de la que debe esperarse solo una mejoría parcial, se utiliza en casos no severos para retirar osteofitos, quitar la sinovial inflamada y regularizar la superficie del cartílago irregular.
  • Antiinflamatorios: Pueden reducir el dolor en un 30%, y mejorar la función articular en un 15%.
  • Inyección intraarticular de corticoides:   Esta técnica da semanas o meses de alivio del dolor, pero si se utiliza muy seguido puede dañar el cartílago. Se recomienda solo cada 4 meses.
  • Inyección de ácido hialurónico o viscosuplementación: Se recomienda su uso en reemplazo de los corticoides ya que son superiores, aunque su efecto no supere los 6 meses. El ácido hialurónico provee viscosidad y elasticidad a las superficies articulares y posee además un efecto analgésico.
  • Plasma Rico en Plaquetas (PRP): Las infiltraciones de plasma rico en plaquetas reparan las células, su efecto ha demostrado ser superior al ácido hialurónico. Disminuye el dolor y la rigidez.

Otras terapias recomendadas:

  • Apiterapia: Es una terapia natural que consiste en inocular veneno de las abejas para mejorar la salud, esta consigue mejorar espectacularmente el dolor.
  • Células madre adultas: Son células de nuestro organismo que permiten regenerar y reparar tejidos, por medio de ellas se reproduce la capacidad natural de nuestro propio cuerpo de tratar lesiones.

8.6 Artrosis del codo

codo-cubito-radio

8.6.1 Generalidades de la osteoartrosis del codo

Tres son los huesos que forman el codo: el húmero del brazo superior y los huesos del cúbito y radio del antebrazo. La osteoartrosis no afecta tanto el codo, como si lo hace con la rodilla y la cadera (que son las que soportan peso) La artrosis también puede afectar a la articulación húmeroradial y producir alteraciones a nivel de la cabeza del radio, en ocasiones relacionada con traumatismos repetidos.

8.6.2 Causas de la artrosis del codo

La artrosis del codo puede ser ocasionada por un traumatismo anterior tal como una fractura o dislocación del codo. Dichas lesiones pueden dañar el cartílago haciendo que se desgaste. Pero en la mayoría de casos se ocasiona por la realización de ejercicio excesivo. También se presenta por secuelas de una osteocondritis disecante, o también osteocondromatosis, secuelas de una artritis séptica o cuando una persona sufre hemofilia.

8.6.3 Síntomas de la degeneración del cartílago del codo

Al principio y durante mucho tiempo no hay síntomas. Puede haber una pérdida de movilidad a veces dolorosa. Si se forman osteofitos a nivel del canal epitrócleocraniano, puede irritar el nervio cubital de tal forma que requiera operación. Otro síntoma importante es el bloqueo de la articulación por un pedazo de cartílago suelto o fragmento de hueso. Además hay inflamación,  dificultad para extender el codo y hormigueo debido a la presión en el nervio cubital y rigidez.

8.6.4 Diagnóstico de la enfermedad degenerativa del codo

Las radiografías del codo suelen ser suficientes en el diagnóstico. Cuando ya hay artrosis avanzada y que se piensa ya en la cirugía son necesarias el TAC o resonancia magnética. Se completa con la evaluación de una inestabilidad o de una subluxación.

8.6.2 Tratamiento de la osteoartritis del codo

Se recomienda Inyecciones de corticosteroides para disminuír el dolor y la inflamación del codo. Analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos (AINES).  Se usa  la terapia física para mejorar el movimiento.  Cuando se presenta artrosis del codo en personas jóvenes se presentan dilemas terapéuticos en razón de administrar tratamiento que permita bajar el dolor, darle movilidad funcional y lo más importante que retrase al máximo la idea de implantar una prótesis articular. Cuando la artrosis es grave, la prótesis debe ser para pacientes ancianos en los jóvenes se debe plantear una artroplastia de interposición (que es la colocación de un tendón o fascia entre los extremos de los huesos en la articulación) o una denervación articular.

Cuando las otras opciones han fallado, se recomienda los siguientes procedimientos quirúrgicos:

  • Desbridamiento artroscópico: En este proceso se usa instrumentos quirúrgicos para eliminar el cartílago o hueso dañados. Se hace un lavado de la articulación para eliminar cualquier escombro de la articulación afectada.
  • Artroplastia de interposición: Consiste en la colocación de un tendón entre los extremos de los huesos en la articulación.
  • Artroplastia del codo: Para los que tienen artrosis severa del codo. La cirugía reemplaza la articulación del codo con prótesis.
  • Fusión del codo (Artrodesis): Para los que necesitan aliviar su dolor pero sacrificando la amplitud del movimiento.

El hormigueo en la artrosis del codo es causado por la presión ejercida sobre el nervio cubital como consecuencia de la inflamación.

8.7 Artrosis de tobillo

radiografia-tobillo
anatomia-tobillo

8.7.1 Generalidades de la artrosis del tobillo

El tobillo es la articulación del cuerpo que más lesiones sufre y cuyo cartílago tiene la mayor cantidad de estrés biomecánico.  Sin embargo la artrosis de tobillo se presenta mucho menos que la de rodilla y cadera. Cuando esta ocurre generalmente es secundaria a algún trauma que sufrió la articulación. El tobillo hace las veces de un gran amortiguador equilibrando las cargas, la mitad hacia adelante y la mitad hacia atrás. Esta función la hace por medio del hueso astrágalo, que es el que se desgasta con el paso del tiempo.  La persona que padece tal enfermedad presenta una capacidad de movimiento muy limitada ya que el desgaste del astrágalo impide que el tobillo actúe como amortiguador y repartidor de fuerzas. En la artrosis de tobillo  no solamente se desgasta el astrágalo sino la cara articular de la tibia y la del peroné.

8.7.2 Síntomas de la artrosis del tobillo

Los síntomas son rigidez articular, dolor, incapacidad funcional, pérdida de fuerza, inflamación de la articulación.  Se siente dolor en la garganta del pie, a la vez mucha presión y el pie se cansa más y camina con dificultad. El tiempo de marcha disminuye y la persona anda solo unos metros seguidos. Al final se imposibilita andar y se opta por utilizar medios de transporte.

8.7.3 Causas de la degeneración articular del tobillo

Existen casos en los que la causa es desconocida, pero muchas se deben a secuelas de traumatismos o fracturas. O se puede presentar luego de una osteocondritis de tobillo.

8.7.4 Tratamiento de la artrosis del tobillo

Al principio la artrosis de tobillo  puede ser tratada con inyecciones de cortisona, ácido hialurónico, antiinflamatorios, condroprotectores (glucosamina o coinditrina), con una órtesis que reduce el movimiento de la articulación. Si no se ve un alivio toca recurrir a la cirugía. En un principio la cirugía artroscópica es muy útil porque elimina las excrecencias óseas y fragmentos de cartílagos sueltos.

En los casos graves cuando la artrosis destruye todo el cartílago se considera las siguientes posibilidades quirúrgicas:

  • Artrodesis: Es un procedimiento por el cual se fija la articulación. Es un procedimiento muy utilizado y los resultados son buenos ya que elimina el dolor. Lo malo es que en ocasiones las articulaciones vecinas deban soportar mayores cargas y con el paso del tiempo pueden verse afectadas.
  • Prótesis total de tobillo: En este procedimiento se reemplaza totalmente la articulación, en ella se disminuye el dolor sin perder movilidad. Los resultados son inferiores a la prótesis de rodilla y cadera y no se debe hacer en personas jóvenes.

8.7.3 Recomendaciones para un buen manejo de la artrosis del tobillo

  • No se aconseja los deportes de contacto, salto, carrera y giro.
  • Se aconseja el ejercicio en piscina y en bicicleta para mantener la movilidad y la fuerza.
  • Mantenga el peso adecuado, el exceso de peso agrava los síntomas y el pronóstico.

Desde hace más de veinte años ha habido un gran aumento en la incidencia de artrosis de tobillo, sin embargo, no es tan habitual como la de muñeca, cadera o rodilla.

9.0 Conclusión

La artrosis u osteoartritis es una enfermedad degenerativa crónica de muy lento avance, común en mayores de 50 años, que afecta a las articulaciones móviles del cuerpo caracterizada por dolor articular, sensibilidad acentuada, rigidez, alteración en la movilidad, crepitaciones y derrame. Es necesario tener una actitud positiva y tener en cuenta los consejos que doy sobre esta enfermedad, de tal forma que permita llevar una vida plena con la aminoración de los síntomas y el control efectivo de esta enfermedad. Por lo tanto Aprender a Conocer y Controlar Tu Artrosis es una tarea de ya. 

ARTICULOS DE OTRAS TEMÁTICAS

El autor del contenido es:  Esteban charrasquiel.

Son 29  años, dedicados a  la práctica médica, he aprendido, me he especializado en la terapia natural, ayudo a personas con mis consejos a superar sus dolencias, a tener un mejor estilo de vida y una mejor calidad de vida.

Búscame También En Las Redes Sociales

¿Qué te ha parecido mi guía sobre ¿Te gustaría superar tu diabetes? ¿Te ha ayudado? ¿Te ha quedado alguna duda? Necesitas consejo o tratamiento sobre tu enfermedad? Si quieres contactarme directamente pincha aquí: contacto. O puedes contactarme a través de mi página facebook: https://www.facebook.com/medicoestebanch/

10. Referencias

  • Artrosis (desgaste del cartílago articular) Causas – Onmeda.es. https://www.onmeda.es/enfermedades/artrosis-causas-1544-4.html
  • Descubre las causas de la artrosis y qué hacer para eliminarla …comocurarlaartritisya.com/descubre-las-causas-de-la-artrosis-y-que-hacer-para-elimina..
  • ARTROSIS – SÍNTOMAS, CAUSAS Y TRATAMIENTO » MD.Saúde. https://www.mdsaude.com › Homepage › Ortopedía
  • ¿Cómo se diagnostica la artrosis? – :Artroweb: Conocer la enfermedad …https://artrosis.livemed.es/areapacientes/conocer/09.php
  • Sobrepeso y artrosis: mala combinación | laartrosis.com. https://laartrosis.com/2017/01/12/sobrepeso-y-artrosis-mala-combinacion/
  • Artrosis en la rodilla, el mal que sufre uno de cada tres ex futbolistas. https://elcomercio.pe › Tecnologia › Ciencias
  • Espondiloartrosis lumbar: Causas y tratamiento. dolordeespaldaycuello.com/espondiloartrosis-lumbar/
  • Artrosis de hombro – Tulesión.com. tulesion.com/lesiones-artrosis_de_hombro.3php
  • Artrosis de codo: qué es, síntomas, tratamiento y ejercicios. Clínica. www.cun.es › ENFERMEDADES Y TRATAMIENTOS › ENFERMEDADES
  • Artrosis de muñeca: Causas, Sintomas, diagnostico, tratamiento. artrosisaldia.com › … › Que es artrosis y cuales son sus etapas
  • Artroweb: Artrosis de cadera. artrosis.livemed.es/areapacientes/cadera/03.ph
  • Artrosis de rodilla – Wikipedia, la enciclopedia libre. https://es.wikipedia.org/wiki/Artrosis_de_rodilla
  • Artrosis de tobillo: diagnóstico, síntomas y tratamiento. Clínica …www.cun.es › … › ENFERMEDADES

10. Crédito imágenes

Diseñado en Medellín-Col. por Estebancharrasquiel
estebancharrasquiel-logotipo
© Copyright 2019 | Estebancharrasquiel | Todos los derechos reservados

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar